Manterner la confidencialidad y privacidad del conflicto

Preguntas Frecuentes

Las diferencias son muchas, en nuestro Centro de Mediación ofrecemos un ambiente cálido y privado, donde se garantiza tanto la igualdad de condiciones entre las partes, como la imparcialidad del mediador. Hay flexibilidad de horarios, y total privacidad.

Si, cuando se llega a acuerdo y es aprobado por un juez de familia.

Trabajar con las partes para encontrar el camino que los conduzca a un “ Acuerdo” que les permita solucionar los conflictos respecto a los temas familiares. El mediador hace de “puente” ya que facilita la comunicación entre las partes, para que logren un acuerdo que siempre irá en beneficio de los hijos

En general, el proceso de mediación se desarrolla en 2 o 3 sesiones. El plazo desde que se presenta el acuerdo de mediación al tribunal hasta que es aprobado judicialmente es de 5 días aprox.

Sí, en general las partes los cumplen porque son acuerdos alcanzados por ellos mismos, no impuestos por el mediador que solo hace de puente, ni por terceras personas como el juez.
Los acuerdos al ser ratificados por el tribunal, adquieren la misma validez jurídica que una sentencia judicial ejecutoriada, lo que permite exigir su cumplimiento forzado con las medidas legales de apremio, tales como arrestos etc.

No, porque la mediación busca solucionar conflictos puntuales entre 2 partes y en el menor plazo posible, pero la mediación produce efectos terapéuticos ya que con ella mejoran notablemente la comunicación entre las partes y las relaciones interpersonales.

En cualquier momento antes de iniciar un proceso judicial, cuando ya se ha iniciado un proceso por la presentación de una demanda y durante la tramitación de un proceso se puede solicitar una mediación hasta 5 días hábiles antes de la audiencia de juicio.

Una vez que la parte interesada solicita la mediación, la mediadora invita a la otra parte telefónicamente, por correo electrónico y por carta certificada a realizar una mediación familiar, indicándole el motivo y los beneficios de la mediación.

En estos casos como la asistencia es voluntaria se da por frustrada la mediación y se emite un CERTIFICADO DE MEDIACION FRUSTRADA, que habilita al solicitante para iniciar las acciones legales correspondientes ante el tribunal de familia que corresponda.

* Encontrar soluciones a corto plazo (10 días aprox.)sin tener que iniciar un juicio.
* Mantener la privacidad del conflicto.
* Evitar exponer a los hijos a situaciones emocionalmente difíciles.
* Construir acuerdos de mutuo beneficio para evitar que un tercero, el juez, imponga una solución.
* Mejorar la comunicación y las relaciones interpersonales.
* Presentar los acuerdos logrados ante el tribunal de familia para darles el valor de sentencia judicial.

Una vez presentado y aprobado judicialmente por el tribunal de familia tiene el mismo valor que una sentencia judicial ejecutoriada, es decir, es lo mismo que haber hecho un juicio.

La mediación puede terminar con acuerdo de las partes, sea éste total o parcial o sin acuerdo.

* Con acuerdo total o parcial: En este caso se elabora el “Acta de Mediación” que debe ser leída y firmada por los participantes y la mediadora, quien le entrega una copia a cada parte y la presenta al tribunal para su aprobación en todo lo que no fuere contrario a derecho. Una vez aprobada el acta de mediación adquiere el mismo valor jurídico que una sentencia, es decir, tiene el mismo valor que la sentencia dictada por un juez en un juicio. El acuerdo puede haberse logrado en todos los puntos planteados o puede haberse alcanzado sólo en parte de ellos, debiendo el juez resolver los puntos pendientes al continuar la tramitación de la causa en el tribunal.

* Sin acuerdo: Sea por la inasistencia injustificada de las personas a la primera sesión, por desequilibrio de poderes entre los partes en conflicto, o por adquirir el mediador la convicción de que no se llegará a acuerdo. En este caso el/la mediador/a debe dar cuenta de esta circunstancia, emitiendo al efecto un documento en el que conste tal situación “Acta o Certificado de Mediación Frustrada.

En principio NO, PERO en los casos de violencia no constitutiva de delitos, se pueden alcanzar acuerdos respecto de temas no relacionados con la violencia misma, como pensión de alimentos, cuidado personal, relación directa y regular etc.

Si existe alguna medida cautelar, como orden de alejamiento, se  debe solicitar la mediación, la que se frustrará y el mediador emitirá el Certificado de Mediación Frustrada que habilita a las partes para iniciar las acciones judiciales.

La mediación es la mejor forma de fijar una pensión alimenticia para los hijos en común ya que se trabaja viendo todos los gastos y necesidades de los hijos y los ingresos y gastos de quien debe pagarla así se llega a un acuerdo conveniente para todos y que nace de la voluntad de las partes, no es impuesto por nadie.

La mejor alternativa para fijar un régimen de relación directa y regular con los hijos (visitas) es por medio de la mediación , ya que se pueden especificar todo tipo de detalles, tales como con quien pasarán navidad, año nuevo, cumpleaños, etc. ésto según la conveniencia de cada familia.

Sí, ya que en mediación se trabajará para lograr el “Acuerdo Completo y suficiente ” con lo cual, el divorcio saldrá en forma mas rápida y el costo será inferior.

Si, cuando ambas partes quieren concurrir con sus abogados, pero el abogado NO participa del proceso mismo, solo puede asesorar legalmente a su cliente. Si solo una de las partes tiene abogado, éste no puede asistir porque deben estar en iguales condiciones.

Sí, cuando han cambiado las circunstancias que originaron un determinado Acuerdo. Por ejemplo entregar  el Cuidado Personal del hijo al otro progenitor,  Aumentar, Rebajar y hacer Cese de la Pensión de Alimentos, Modificar el Régimen de Relación Directa y Regular, etc .

Para hacer la modificación, se redacta una Nueva Acta de Mediación y se solicita la aprobación judicial al Tribunal de Familia correspondiente.

NO es necesario si se llega a acuerdo, porque el acta de mediación al ser aprobada por el juez tiene valor de sentencia judicial ejecutoriada. Si la mediación se frustra, porque una de las partes no asiste o no se llega a un acuerdo, se necesita abogado para iniciar la vía legal.

No, Para ser mediador/a familiar el requisito es contar con una profesión de al menos 8 semestres de duración cursada en algún centro de educación superior reconocido por el Estado de Chile o por su país de origen y poseer la especialización de Mediación, con un mínimo de 180 horas teóricas y 40 horas prácticas, cursada en un centro de educación superior reconocido por el estado de Chile.

En nuestra empresa siempre el mediador/a será abogado Inscrito en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia y tendrá amplia experiencia con un curriculum muy superior al exigido por la ley.